EPN TENÍA UNA CASA SECRETA EN LA QUE ESCONDÍA DINERO, LUJOS Y HASTA UN FERRARI

Comparte esta entrada
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Polemón POR POLEMÓN

Una declaración de Emilio Lozoya incluye detalles que, de ser confirmados, pondría en aprietos al expresidente Enrique Peña Nieto, al asegurar que éste escondía dinero, regalos y autos lujosos en una casa ubicada en un lugar secreto en el Estado de México.

Según el exdirector de Pemex, Peña Nieto le habría solicitado que se coordinara con Roberto Padilla Domínguez, Secretario Técnico del Gabinete para contratar desde Pemex a un fotógrafo que capturaría los eventos del Presidente.

Lozoya asegura que le pidieron un contrato de entre 2 y 3 millones de pesos mensuales, un sueldo muy elevado para los servicios de un solo fotógrafo.

Ese dinero se utilizaría para financiar la construcción de una casa secreta para Peña Nieto en el Estado de México, la cual, según Padilla Domínguez, tendría un “Museo del Presidente”, un espacio que se decoraría con los recuerdos más relevantes de su sexenio.

La construcción de la casa estaría a cargo de Juan Hinojosa, el dueño de Grupo Higa la famosa constructora cercana a Peña Nieto que estuvo involucrada en el escándalo por la “Casa Blanca”.

Lozoya aseguró que Pemex pagó el sueldo millonario del fotógrafo hasta que la contraloría observó el contrato debido a sus inconsistencias, pero para entonces, la casa ya estaba construida, aunque nadie conocía su ubicación exacta.

También dijo que Antero Rodarte, la persona que manejaba el efectivo del Presidente, le comentó “en estado de ebriedad” que estaba “hasta la madre” por lo poco que le pagaban, mientras él mismo se tenía que encargar del resguardo de las maletas llenas de fajos de billetes en la bodega del “Museo del Presidente”.

Pero Peña Nieto no sólo escondía dinero en esa bodega, también recuerda que volviendo de una gira por Veracruz, el Presidente había celebrado arriba del avión oficial, en presencia de su comitiva, por el lujoso regalo que le había hecho Javier Duarte: un Ferrari rojo.

“Javier Duarte se le acercó en las escalerillas del avión presidencial y le entregó una carpeta al Presidente; yo sabía de la relación estrecha entre ambos, pues hacía tiempo que Luis Videgaray me había instruido a facilitar diversos tipos de combustible al Gobierno de Duarte, pues el Presidente se comprometió a apoyar la gestión del entonces Gobernador”, indicó Lozoya en su declaración.

Según Lozoya, Peña se habría dirigido a su comitiva diciendo “miren lo que me regaló el Gober”, mostrándoles una foto del Ferrari con un texto: “Este Ferrari perteneció al Presidente López Mateos”, y las llaves del auto a un lado.

El ex funcionario dijo que, para celebrar, Peña habría pedido abrir un par de botellas de Vega Sicilia y, días más tarde “el propio Antero Rodarte, me comentó que el Ferrari ya se encontraba en la misma bodega del Museo del Presidente”, dando a entender que se trataba de una especie de refugio para el botín de Peña Nieto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *